Una publicación de CDF     | Enlaces | Comentarios | Contacto | Búsqueda |

ISSN 1913-6196

Inicio Temas Autores Reseñas Libros Recursos digitales
Ediciones Documentos Multimedia Lectores opinan Entrevistas Nosotros
Año 2008 Vol. VI
Futuros 21
 Futuros 20
Año 2007 Vol. V
 Futuros 19
 Futuros 18
 Futuros 17
Año 2006 Vol . IV
 Futuros 16
 Futuros 15
 Futuros 14
 Futuros 13

Año 2005 Vol.  III

 Futuros 12
 Futuros 11
 Futuros 10
 Futuros 9
Año 2004 Vol. II
 Futuros 8
 Futuros 7
 Futuros 6
 Futuros 5
Año 2006 Vol.  I
 Futuros 4
 Futuros 3
 Futuros 2
 Futuros 1
 

Visítenos en el nuevo portal
Futuros 21

 

  Corrupción, transparencia y sostenibilidad ambiental.
¿Relación peligrosa o beneficiosa?

Desarrollo Humano Sustentable

Onexy Quintana Martínez

Parte 1 / 2

  Introducción

Echando una ojeada a la realidad en que vive el mundo actual, es común percibir que tanto en lo empresarial, como en cuestiones políticas, la ética y la transparencia son dos elementos que una vez combinados óptimamente generan confianza en sus beneficiarios.

En relaciones públicas se usó mucho (y aún a veces se usa) un concepto que representa la tendencia que tiene un individuo a aceptar como real aquellas promesas u ofrecimientos que se hacen por un tercero. Este autor se refiere al concepto de "buena voluntad". Pero ya es muy difícil convencer a alguien de que aquello que nunca ha dejado de ser, no será más. Esto ocurre mucho con los gobiernos.

Algo parecido sucede con las empresas. Hay que tener una claridad meridiana para depositar la confianza en un determinado socio comercial. Según el Lic. Genaro D. Salom "Las diferencias de nacionalidades es algo importante que debe tomarse en cuenta. El multiculturalismo es el común denominador de la mayoría de las experiencias comerciales que tienen lugar en el mundo de hoy. El que las partes hablen el mismo idioma o tengan incluso la misma nacionalidad no quiere decir que en términos llanos el camino no encontrará sus obstáculos". 1

La confianza se apoya fundamentalmente en dos pilares. Un primer pilar es la transparencia. Resulta determinante la exactitud y nitidez que se tenga de dejar claro al receptor, tanto en política como en la arena empresarial, en que consisten los proyectos, ideas, metas y objetivos comunes, y a su vez, ser empáticos, es decir, mirar el fenómeno desde la perspectiva ajena también.

Un segundo pilar es la ética. Muy relacionado esto al código de conducta propio pues este será como la imagen de marca. La transparencia es el valor y la causa, la ética es la acción y el efecto.

Luego, también existe una barrera a la confianza: la corrupción, la cual surge en la empresa e irradia al gobierno o viceversa, ya que "no hay entes, podríamos hasta decir gobiernos, corruptos si no hay entes, podríamos decir empresas, sobornates. Recordemos la vieja frase de quien hizo la ley, hizo la trampa. No solucionamos nada aplicando la ley, si dejamos instalada la trampa. Exijamos de nuestras empresas y tendremos mejores gobiernos". 2

Debido a la corrupción gubernamental por un lado, la corrupción empresarial por otro, o ambas, la sostenibilidad ambiental se ha visto seriamente afectada. Es por ello que en este trabajo se traza como objetivo general "Establecer un análisis conceptual sobre transparencia, corrupción y sostenibilidad ambiental en el contexto actual, encaminado a defender que tanto mayor sea la corrupción en un país, menor será su sostenibilidad ambiental".

  Sobre la corrupción y la transparencia

Según el criterio de algunos estudiosos del tema, la corrupción del gobierno es el mal uso público del poder para obtener ventajas que no son legítimas, desde luego, en secreto y privadamente. Por otro lado la transparencia es el término que generalmente se asume para denominar lo opuesto a la corrupción del gobierno. Uno de los organismos internacionales que monitorea el nivel de corrupción y transparencia en 163 estados del mundo es Transparencia Internacional, el cual presenta un informe anual de todos los países y da un puntaje 1,0-10 3; ellos consideran que se puede hablar del nivel de corrupción o transparencia de un estado, a pesar de que hay quienes no lo consideran así.

Generalmente los gobiernos son susceptibles a la corrupción política. Si se hiciera una entrevista a un grupo determinado de personas, o a agentes públicos de diferentes naciones acerca de cuáles son las formas de corrupción más comunes, de seguro responderían: la malversación, patrocinio, extorsiones, sobornos, fraudes, y el nepotismo, todo lo cual facilita a menudo otro tipo de hechos criminales como el tráfico de drogas, lavado de dinero, y la prostitución, que no se restringe a estos crímenes organizados, y no siempre apoya o protege otros crímenes. Sin embargo, aún es difícil encontrar un criterio consensuado que denomine la contaminación ambiental como una forma de corrupción.

Es una tendencia social es que en países con determinados intereses de grupos políticos, las prácticas de corrupción se dan con más frecuencia

El concepto de corrupción es relativo, ya que este varía en dependencia del país o la jurisdicción. Ocurre que algunas prácticas políticas pueden ser legales en un lugar e ilegales en otros. Lo que sí es una tendencia social es que en países con determinados intereses de grupos políticos, las prácticas de corrupción se dan con más frecuencia.

El fenómeno de la corrupción política en la actualidad suele verse como un elemento inherente a la realidad mundial, y una nación podrá alcanzar una estatura seria y consecuente tanto menos condescendiente sea con este fenómeno. Su nivel de tolerancia o de combate evidencia la madurez política de cada país. Por esta misma razón existen entidades nacionales e internacionales, oficiales y privadas, con la misión de supervisar el nivel de corrupción administrativa internacional. La corrupción, contrario a lo que podría pensarse inicialmente, no es solo responsabilidad del sector oficial, el estado o el gobierno de turno, sino que incluye muy especialmente al sector privado. En muchos países, sin necesidad de mencionar ejemplos, el sector privado tiene una gran influencia estatal y por lo tanto el nivel de corrupción presente tiene mucho que ver con la manera en la que se comporta el sector privado en conjunto con los sistemas políticos.

Por otro lado, desde mediados de los 90 la palabra transparencia comenzó emplearse con una nueva y particular significación. Si bien no fue un suceso uniforme en todos los países, pero se comenzó a asumir como "la no corrupción administrativa". 4

Según el Diccionario de la Real Academia Española, transparencia, tiene los siguientes significados: dícese del cuerpo a través del cual pueden verse los objetos distintamente; del cuerpo que deja pasar la luz, pero que no permite ver distintamente los objetos, vale decir, del cuerpo translúcido. En sentido figurado: que se deja adivinar o vislumbrar sin declararse o manifestarse; que es claro, evidente, que se comprende sin duda o ambigüedad.

Un gobierno transparente es aquel que lucha en primera instancia por encaminar al país por la vía del verdadero desarrollo, lo cual implica un aumento de la calidad de vida de sus ciudadanos

En los tiempos actuales, lo transparente es lo honrado, lo correcto, la máxima expresión de la honestidad administrativa, del manejo de fondos públicos o recursos del Estado y las organizaciones. Así, un gobierno transparente es aquel que lucha en primera instancia por encaminar al país por la vía del verdadero desarrollo, lo cual implica un aumento de la calidad de vida de sus ciudadanos.

En el caso de las empresas, la corrupción empresarial consiste, según criterio del autor, en el mal uso del poder empresarial para obtener ganancias, sean estas monetarias o de otra índole, de forma ilegítima y en privado. Luego, una empresa transparente es aquella que lucha por tener una contabilidad confiable, que es sincera en todos los impuestos bajo los cuales tiene que funcionar, que se asegura de que sus procedimientos de registro contable, de inventario y demás sistemas de control y documentación cuenten con información completa, exacta, puntual y actualizada permanentemente, que mantenga control sobre los datos contables, incluyendo, además de la información financiera, la información sobre inventarios, bienes de la empresa y registro de todas las transacciones, que establece un código de conducta, y busca que este se cumpla al pie de la letra sin distinciones de ningún tipo, entre o tras características.

Ahora, la corrupción no es más que la antítesis de la transparencia, es uno de los temas más mencionados en el debate político y en la conversación cotidiana en la realidad que se asiste en este momento. Para Francisco M. Suárez se trata de "un concepto de bajo desarrollo teórico-conceptual y metodológico. Como así también difuso en la posibilidad de desarrollar un pensamiento estratégico que permita accionar efectivamente sobre sus causas y así, minimizar sus efectos". 5 Es un concepto abordado por abogados, jueces, fiscales, militares, politólogos, políticos, economistas, sociólogos, funcionarios públicos, parlamentarios, periodistas, contadores, auditores empresarios, en fin, mucha gente, pero cada una con su estructura de conceptos y su "conjunto de metáforas analógicas utilizadas para denotar el fenómeno en cuestión". 6

En las definiciones de corrupción existentes suelen aparecer algunos de los siguientes aspectos 7:

  1. Acción de alterar o trastocar la forma de alguna cosa, así, como la de echar a perder su unidad material o moral, la idea de algo que se disgrega y deja de ser lo que fue, pierde su cohesión y el todo se descompone en partes que buscan fines individuales perdiendo de vista los fines comunes. Ruptura moral.
  2. Es un proceso interaccional, siempre están presentes, al menos, dos actores, el que corrompe y el que es corrompido. Alguien que seduce y alguien que es seducido o encandilado por un supuesto beneficio. Reiteración del drama de Eva y Adán.
  3. Supone el menoscabo de un bien público, institucional o aún grupal en beneficio de un bien privado particular, grupal o familiar.
  4. Implica un acto de desviación normativa es decir una desviación de la conducta de los funcionarios públicos, institucionales o profesionales que se aparta de las normas establecidas para ponerse al servicio de intereses privados (Ej. Medico que ordena hacer operaciones innecesarias arriesgando la vida del enfermo en beneficio personal).
  5. El beneficio puede ser monetario o de otro tipo, por ejemplo: cuadros, viajes, promesas de futuras promociones o ascensos, honores, etc.
  6. En la situación de corrupción normalmente se presenta una situación de asimetría en alguna dimensión del poder por parte del actor corruptor frente al actor corrompido, (Ej. Un policía que pide una coima a un empresario muy rico para no cobrar una multa por, reales o supuestas, transgresiones a las normas de tránsito).
  7. Frecuentemente la asimetría de poder asume la forma que Sutherland denominara Delito de Cuello Blanco, es decir, aquel que es cometido por personas de alto status socio - económico en el marco de su profesión, y por lo tanto frecuentemente expuesto a un sistema de inmunidades y criminalización selectiva, que puede aprovecharse de la indefensión.

El autor desea señalar que de todo lo antes expuesto se puede deducir que la transparencia engendra ética, moral, limpia conciencia, juicio y enriquecimiento de todos los implicados en el sujeto transparente. Si es el gobierno, serán entonces los ciudadanos. Si es una empresa, serán entonces los clientes, proveedores, intermediarios, la propia empresa y el medio ambiente natural.

Por otro lado, la corrupción engendra mentiras, lucro mal habido, humillación, delincuencia, hipocresía, y enriquecimiento del sujeto corrupto en detrimento de aquellos o aquello que debía beneficiarse ante una acción no corrupta, dígase los ciudadanos en el caso de un gobierno, o los implicados con una empresa en el caso de una empresa, o incluso, cuando hay corrupción en la empresa y no la hay en el gobierno, este último es afectado, ocurre igual a la inversa y cuando en ambos hay corrupción entonces se complementan.

Luego, ¿Existirá alguna relación entre la transparencia, la corrupción y la sostenibilidad ambiental? Es posible, justo ahora este autor una vez definidos los conceptos de transparencia y corrupción, dedicará un momento para de una u otra forma defender que ante empresas corruptas y gobiernos corruptos, el desarrollo sostenible está muerto.

Ir a: Primera Parte
Segunda Parte

 

Siguiente: La transparencia, la corrupción y la sostenibilidad ambiental  

Descargar este artículo en pdf   Imprimir

  Notas

Este website esta bajo la licencia de Creative Commons Licence
Cualquier material de esta revista puede reproducirse libremente de forma impresa o electrónica sin previa autorización, siempre que se cite como  fuente a la Revista Futuros y su uso no sea con fines comerciales. Agradeceríamos ser informados y que se nos hiciera llegar una copia o referencia del material reproducido.
Se exceptúan de la libre reproducción los materiales tomados de otras fuentes; para reproducir estos artículos debe pedirse autorización a la fuente original.

Las opiniones expresadas en los artículos son de los y las autores y no de Rostros y Voces  o de Citizen Digital Facilitation
Los invitamos a enviarnos sus colaboraciones, las cuales serán  publicadas de ser seleccionadas por la dirección de la revista.
Si tiene problemas o preguntas relacionadas con esta Web, póngase en contacto con el Equipo Futuros.
Última actualización: