Una publicación de CDF     | Enlaces | Comentarios | Contacto | Búsqueda |

ISSN 1913-6196

Inicio Temas Autores Reseñas Libros Recursos digitales
Ediciones Documentos Multimedia Lectores opinan Entrevistas Nosotros
Año 2008 Vol. VI
Futuros 21
 Futuros 20
Año 2007 Vol. V
 Futuros 19
 Futuros 18
 Futuros 17
Año 2006 Vol . IV
 Futuros 16
 Futuros 15
 Futuros 14
 Futuros 13

Año 2005 Vol.  III

 Futuros 12
 Futuros 11
 Futuros 10
 Futuros 9
Año 2004 Vol. II
 Futuros 8
 Futuros 7
 Futuros 6
 Futuros 5
Año 2006 Vol.  I
 Futuros 4
 Futuros 3
 Futuros 2
 Futuros 1
 

Visítenos en el nuevo portal
Futuros 21

 

  Transparencia en la gestión ética del sector empresarial. El papel del líder

Desarrollo Humano Sustentable

Pedro Lázaro Puentes Álvarez

Parte 1 / 2

  Resumen

El artículo aborda el concepto de transparencia como la apertura del flujo de información social, política y económica de las organizaciones, volviéndolas accesibles, certeras y confiables. Se puntualiza que esta información debe ser pública, a menos que existan razones explícitas y justificadas para mantenerla reservada. Por otro lado, se argumenta la necesidad de que la gestión empresarial se sustente sobre principios éticos contribuyendo de esta forma a lograr niveles más elevados de competitividad apoyados en la capacidad distintiva que estos le confieren a la organización Se analizan a su vez las características fundamentales que debe poseer un líder en las organizaciones en el logro de la transparencia en la gestión ética de la empresa

.

  Introducción

La sociedad informatizada está exigiendo que el comportamiento de las empresas y organizaciones integre inteligencia y sensibilidad; ciencia y conciencia; desarrollo y respeto. La gestión de toda empresa debe estar amparada por la base un código ético, que incluya el respeto por los derechos fundamentales.

Las organizaciones son la expresión de una realidad cultural, que están llamadas a vivir en un mundo de permanente cambio, tanto en lo social como en lo económico y tecnológico; o, por el contrario, como cualquier organismo, encerrarse en el marco de sus límites formales. En ambos casos, esa realidad cultural refleja un marco de valores, creencias, ideas, sentimientos y voluntades de una comunidad institucional.

De nada sirve la capacidad técnica, administrativa, o financiera de un ser humano, si carece de principios o de una formación ética

El aspecto central de las organizaciones con miras al éxito es la calidad de sus líderes con plena libertad en el sentido de su emancipación, y que sean poseedores de un alto nivel de capacidades, lo cual les permita gerenciar un cambio con visión proactiva.

Diversos autores aseveran que la gestión ética va inherente a la gestión por valores, jugando un papel preponderante los líderes que posean las organizaciones. Esto se fusiona con la idea de que en el sector empresarial está comprobado que de nada sirve la capacidad técnica, administrativa, o financiera de un ser humano, si carece de principios o de una formación ética.

El concepto de transparencia no se puede analizar sólo semánticamente. Esta sencilla palabra está íntimamente ligada con los conceptos de ética, claridad, moral pública, honestidad, exposición, e información entre otros, más aún cuando el responsable directo es el funcionario público.

  Ética empresarial

La ética empresarial no es un concepto nuevo, pensadores como Max Weber y Georg Simmel mostraron que este término está relacionado con el capitalismo. Obviamente una empresa no tiene por finalidad la ética, sino el beneficio, que recompensa el trabajo de mucha gente en común, pero sin ética no hay empresa consolidada. Ésta en definitiva permite obtener beneficios, expulsando del mercado a los tramposos; y por lo tanto, sea en forma de reglas de buen gobierno como en códigos éticos, se necesita transparencia porque da seguridad al inversor, confianza al mercado y consolida los derechos de los trabajadores y de la sociedad en general.

La "empresa ética" significa un paso hacia delante en la dirección de la extensión de derechos que lleva aparejada una sociedad de la información. Es un proceso de exigencia evolutiva que recorre la honestidad en el proceso de producción, y que actúa con criterios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

En España, Adela Cortina, quien es ampliamente reconocida por su dedicación desde hace algunos años al estudio de este tema, escribió un libro clave para la comprensión y el estudio de la ética empresarial: Ética de la Empresa; donde define las claves de la nueva cultura empresarial. Tanto en esa como en otras publicaciones, la autora se propone aplicar una ética cívica que significa autonomía, solidaridad y tolerancia activa al ámbito empresarial, entendida ésta como modelo comunitario.

Otro de los criterios relacionados con la ética empresarial es expresado por Robert C. Bolomon, en sus obras "Above the bottom line" y "It’s good business", en las que defiende que la empresa tiene obligación no sólo con el accionista, sino también con el consumidor y la comunidad, en tanto que su objetivo es el de ofrecer servicios de calidad al público sin perjudicar a la sociedad.

A través de la construcción de una cultura empresarial ética se garantiza la transparencia y la equidad en las relaciones de las organizaciones

Muchas organizaciones se auxilian de programas integrales de ética empresarial, contando de esa manera con una herramienta de manejo gerencial con la cual buscan establecer colectivamente un sistema de valores compartidos que incorporan al proceso de toma de decisiones, y que adicionalmente, permite incrementar su competitividad.

A través de la construcción de una cultura empresarial ética se garantiza la transparencia y la equidad en las relaciones de las organizaciones. Todo lo anterior se orienta a la optimización de las condiciones de vida de las personas que trabajan en la organización y de los grupos de interés que interactúan con ella, tales como: accionistas, socios, clientes, proveedores, favoreciendo así la construcción del bien común.

Las empresas que poseen una cultura empresarial ética poseen rasgos que les confiere un sello distintivo con relación al resto de las organizaciones. Una de esas características es lograr involucrar a todos los miembros de la organización. De esta manera, estos contribuyen a lograr la excelencia empresarial traducida en la creatividad, innovación, redistribución de beneficios, políticas de formación permanente del personal; empresarios participativos y horizontales, desarrollo del sentido de pertenencia, entre otros aportes. El conjunto de todos estos rasgos constituyen exigencias que los nuevos retos plantean a la gestión empresarial.

  La empresa ética regida por la transparencia

Carlos Ráfols, defiende esta teoría basándose en que en la sociedad de la información sólo una empresa ética, es decir regida por el principio de la transparencia, logrará una sólida implantación en un mercado que cada vez será más global. Asevera además que: "la empresa ética es la empresa del futuro por razones de dignidad humana, de lógica empresarial en la globalización y de extensión del conocimiento". Puntualiza al respecto que: "una ética basada en el principio de transparencia actúa a un doble nivel. Responsabilidad, autoridades y relaciones han de ser transparentes, pero además hay que tener en cuenta que el principio de transparencia exige tener claro quiénes son las partes interesadas, estas pueden ser internas (los que trabajan en la empresa), externas (consumidores, proveedores, accionistas, financieros, y comunidad local, entre otras), o simplemente, ausentes (generaciones futuras a quienes la actividad presente de la organización puede producir alguna carga)".

Hay procesos en la sociedad civil que llevan a la mejora de las empresas tanto en el ámbito tecnológico como a nivel de su exigencia ética. Cualquiera que adquiere un producto tiene derecho a una serie de garantías técnicas, empezando por una completa seguridad de que el producto que ha adquirido funcionará. Y de la misma manera que se va produciendo una verificación tecnológica certificada con criterios objetivos, se habrá de ir avanzando en la idea de una ética con criterios de transparencia, porque la apuesta ética implica la forma de calidad industrial y tecnológica que desarrolla mecanismos de confianza en el mundo actual.

El objetivo de una empresa, según José Luís Fernández, en su libro Ética, Responsabilidad social y Modelos de Empresa, es avanzar sobre algo seguro en el camino hacia la institucionalización de unas prácticas más éticas en el mundo de las negociaciones. Lo que se trata es de crear valor, generar riquezas, optimizar las inversiones, pero no de cualquier forma y a costa de lo que sea; sino por el contrario, desde el exquisito respeto al buen hacer y desde la atención prudente al impacto de la dimensión social y medioambiental, previendo las consecuencias de las acciones, o sea con una consciente responsabilidad social.

La transparencia también implica que la información esté disponible sin trabas o requisitos, que sea comprensiva al incluir todos los elementos relevantes

El concepto de transparencia en el ámbito empresarial se refiere a la apertura y flujo de información de las organizaciones al dominio de todo. Esto la vuelve accesible a todos los posibles actores interesados, permitiendo su revisión y análisis, y la detección de posibles anomalías. La transparencia incluye cuestiones como la publicación de cuentas y presupuestos auditados, estadísticas financieras, comerciales y monetarias, entre otras. La transparencia también implica que la información esté disponible sin trabas o requisitos, que sea comprensiva al incluir todos los elementos relevantes, que sea confiable y de calidad, y que permita tanto una contribución al diseño de políticas, así como a dar certidumbre y confianza a las organizaciones.

Si bien se puede argumentar que la transparencia puede obstaculizar el logro de ciertos objetivos, en las áreas de mayor interés para los empresarios siempre será preferible la mayor transparencia posible, atendiendo tanto a valores de justicia y equidad en la asignación de recursos, como a su viabilidad misma, a través de la participación colectiva en la toma de decisiones.

En este sentido, según Díaz Ortega, refiriéndose a la transparencia en el ámbito financiero nos dice: "se invoca a la transparencia por ser necesaria a los procesos de decisión eficientes, por que sus efectos debe aminorar los efectos redistributivos que provoca la información asimétrica."

Se refiere también el autor a que "la transparencia es un principio fundamental en el mercado financiero. Implica la presencia de información relevante, de manera suficiente, fidedigna y oportuna sobre las empresas emisoras y sus emisiones, sobre los intermediarios y los productos o servicios que ofrecen."

Ir a: Primera Parte
Segunda Parte

 

Siguiente: El rol del lider...  

Descargar este artículo en pdf   Imprimir

Este website esta bajo la licencia de Creative Commons Licence
Cualquier material de esta revista puede reproducirse libremente de forma impresa o electrónica sin previa autorización, siempre que se cite como  fuente a la Revista Futuros y su uso no sea con fines comerciales. Agradeceríamos ser informados y que se nos hiciera llegar una copia o referencia del material reproducido.
Se exceptúan de la libre reproducción los materiales tomados de otras fuentes; para reproducir estos artículos debe pedirse autorización a la fuente original.

Las opiniones expresadas en los artículos son de los y las autores y no de Rostros y Voces  o de Citizen Digital Facilitation
Los invitamos a enviarnos sus colaboraciones, las cuales serán  publicadas de ser seleccionadas por la dirección de la revista.
Si tiene problemas o preguntas relacionadas con esta Web, póngase en contacto con el Equipo Futuros.
Última actualización: