Una publicación de CDF     | Enlaces | Comentarios | Contacto | Búsqueda |

ISSN 1913-6196

Inicio Temas Autores Reseñas Libros Recursos digitales
Ediciones Documentos Multimedia Lectores opinan Entrevistas Nosotros
Año 2008 Vol. VI
Futuros 21
 Futuros 20
Año 2007 Vol. V
 Futuros 19
 Futuros 18
 Futuros 17
Año 2006 Vol . IV
 Futuros 16
 Futuros 15
 Futuros 14
 Futuros 13

Año 2005 Vol.  III

 Futuros 12
 Futuros 11
 Futuros 10
 Futuros 9
Año 2004 Vol. II
 Futuros 8
 Futuros 7
 Futuros 6
 Futuros 5
Año 2006 Vol.  I
 Futuros 4
 Futuros 3
 Futuros 2
 Futuros 1
 

Visítenos en el nuevo portal
Futuros 21

 

 MÁS ALLÁ DEL ENIGMA FARAÓNICO, ENERGÍA PIRAMIDAL

Salud

Por Ligia Fernández   

 Tomado de El Habanero Digital, octubre de 2001, no. 210

Ver tambien el libro"Energía Piramidal Terapéutica ¿mito o realidad?
del Dr. Ulises Sosa
 

Las pirámides (del griego piro: fuego; y amid: estar en el centro) son cuerpos geométricos que han sido venerados desde las culturas antiguas hasta hoy.

Los egipcios vieron en estas construcciones una manifestación de su poder, de la estabilidad de su civilización. La fascinación por las pirámides fue en aumento al quererse descubrir su significado y funciones. De forma inevitable, han continuado siendo objeto de muchas y variadas especulaciones.

Pero no sólo se destacan las pirámides como monumentos de las civilizaciones egipcia y maya. Diversas personas han podido constatar que en su interior, ya estén cerradas o abiertas, suceden curiosos fenómenos: las pilas secas se recargan por sí solas, el agua resulta más pura, los alimentos duran más tiempo, las semillas germinan antes, los dolores disminuyen, los chicos se tranquilizan, la meditación es más profunda, la agilidad mental aumenta, el impulso sexual es más fuerte y los procesos naturales de curación se aceleran. Otros han observado que se desarrollan las capacidades para el estudio, deportes, las artes, se restauran los filos de las navajas, pueden afinarse mejor los instrumentos musicales, crece la voluntad para el abandono de vicios y se amplifica la comunicación.

Estudiosos de la piramidología precisan que dentro de los cuerpos piramidales se genera una concentración y circulación de energía, que comienzan en cada uno de los cinco vértices y confluyen en el área central. En esta área, las moléculas absorben las vibraciones por medio de la resonancia y, al aumentar la energía, se expanden. De este modo, se incrementa la circulación de energía hasta saturar la pirámide, para luego salir hacia la atmósfera circundante.

Las pirámides deben ubicarse en lugares donde penetre la luz solar, y deben alejarse de corrientes eléctricas, radios, televisores, equipos de música, antenas, etcétera. Estos artículos impiden el libre flujo de energía hacia los objetos, personas u otros seres vivos que se hallan cerca, además de emanar iones positivos, es decir, energía negativa.

Los materiales más adecuados para su construcción son el cristal, bronce, cobre y el aluminio, entre otros. Las de gran tamaño pueden construirse con papel o cartulina, y sólo deben ajustarse a las medidas en escala con respecto a la gran pirámide de Keops. Su tamaño variará de acuerdo con las necesidades.

Una vez construida, deberá orientarse mediante una brújula, con sus caras hacia los cuatro puntos cardinales. La orientación norte-sur es la correcta debido a que esta línea magnética conduce la energía, la cual al pasar por el centro de la pirámide, comienza a generar un campo de fuerza que actúa sobre el elemento o problema a tratar. La zona de máxima energía se sitúa en el centro de la pirámide (su tercio inferior), denominado Cámara del Rey.

La energía piramidal en Cuba

Desde la década de los años 80, el país comenzó a mostrar interés por esta novedad científica y, con el tiempo, el término "energía piramidal" resultó cada vez más familiar para los cubanos relacionados con el mundo de la energía, en específico, con el de la bioenergía.

Hace unos años, el doctor Ulises Sosa Salinas emprendió la aplicación de la energía piramidal con fines terapéuticos. Algunas personas asociaban su trabajo a prácticas oscurantistas, pero con una labor paciente en la revisión de fuentes bibliográficas, de experiencias internacionales y propias, el doctor Sosa se encargó de despejar las incógnitas. Una demostración en Holguín echó por tierra toda duda. A mediados de 1998, durante una Jornada Nacional de Ortopedia, tuvo la oportunidad de afianzar los efectos curativos de la técnica.

Desde hacía meses, la doctora Pura Avilés, profesora de larga experiencia en anestesia y compañera de curso del eminente ortopédico Rodrigo Álvarez Cambras, sufría dolor e inflamación a nivel del tubérculo de Lisfranc, en su mano derecha, lo cual le impedía realizar sus labores habituales. El doctor Álvarez Cambra al tomarle la mano y comprimirle la zona afectada apreció signos de dolor. Tras lo cual el doctor Sosa colocó una pirámide de aluminio de 29 centímetros de base y lados iguales, correctamente orientada hacia el eje norte-sur magnético de la Tierra.

La doctora-paciente a los cinco minutos informó sentirse cierto cosquilleo (parestesia), a los 10 percibió sensación de pérdida de sensibilidad (hipotesia) y de levitación, y transcurridos cinco minutos después le fue retirada la pirámide, con la consiguiente conclusión: al explorar nuevamente el doctor Álvarez Cambras la zona afectada comprobó la ausencia del dolor e inflamación.

En el libro del doctor Ulises Sosa, Energía piramidal terapéutica, ¿mito o realidad?, se explica la aplicación de este método en la esfera de la salud, basado en el restablecimiento del balance energético de la persona enferma, mediante suministro de la energía vital según su necesidad, a partir de la energía magnética concentrada en el centro de la pirámide.

Hoy por hoy, servicios importantes de medicina en Cuba aplican la energía piramidal. Fue iniciada la práctica de este tratamiento alternativo en el policlínico centro de la ciudad de Camagüey, y posteriormente llevada a la Clínica de Medicina Natural y Tradicional del Instituto Superior de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay", donde se han podido mostrar excelentes resultados en los procesos de dolores e inflamación del sistema osteo-mioarticular (SOMA); aunque también en afecciones propiamente quirúrgicas, como el dedo resorte, síndrome de túnel carpiano y la enfermedad de Querrain.

Se asegura su extensión a varias patologías de otros sistemas como el asma, hipertensión, afecciones dolorosas e inflamatorias de partes blandas no relacionadas directamente con el SOMA, con acciones analgésicas, antinflamatorias, bacteriostáticas, miorrelajantes y sedantes. La ansiedad y la depresión, escabiosis, herpes simples, úlceras duodenales, pépticas y varicosas, agotamiento extremo, ciatalgia, migraña, dolores articulares, cervicitis, cefaleas, síndrome del túnel carpiano, psoriasis, bursitis, conjuntivitis, hernia hiatal, hipertensión, dermatitis, artrosis, gastritis, sacrolumbagia y artritis.

Las experiencias han sido varias. El doctor Meneleo Montenegro Díaz, y las doctoras Lázara Perdomo e Ismar Hernández, elaboraron un producto que denominaron crema piramidal, logrado al retener la energía piramidal en un excipiente graso. Tras aplicarlo en casos de alopedia ariata, obtuvieron resultados positivos en el tratamiento.

En 1996 la energía piramidal fue introducida en las cuatro clínicas estomatológicas de Matanzas, donde el agua piramidal demostró sus poderes antisépticos, antinflamatorios y cicatrizantes. En Cárdenas, las investigaciones realizadas por la doctora María A. Ruiz le dieron su voto contra patologías como gengivitis, exposición pulpar, hiperestesia.

Los estomatólogos matanceros comprobaron además, la efectividad de la energía piramidal en la conservación del filo de las fresas del areotor. En tanto, en Ciudad de La Habana, la doctora María Isabel Mestre, obtenía buenas noticias en este campo de la exploración. Con la cooperación del Instituto de Investigaciones de Materiales, tuvo oportunidad de presentar los resultados de este trabajo en el IV Taller Nacional de la Energía Piramidal, en 1998.

En Sancti Spíritus hubo varias experiencias en pacientes con desórdenes de la psiquis, así como en la disminución  e incluso erradicación de las crisis epilépticas en niños. En Camagüey, el especialista de segundo grado en Ortopedia y Traumatología, Master en Medicina Natural y Tradicional, presidente de la Filial Provincial de Ortopedia del Consejo de Sociedades Científicas, y profesor del ISCM señaló: "La terapéutica piramidal ha venido como anillo al dedo a brindar un tratamiento no solo alternativo, sino francamente electivo a patologías frecuentes en las consultas diarias de especialistas y médicos de la familia."

Otros resultados

Desde el VII Forum de Piezas de Repuesto hasta el XII Forum de Ciencia y Técnica, la energía piramidal ha estado referida en trabajos presentados por los miembros del comité gestor de la Sociedad Cubana de Energía Piramidal. La realización de cuatro talleres nacionales convocados por el comité ha permitido la presentación y divulgación de interesantes posibilidades de aplicación práctica de esta novedosa energía, absolutamente renovable, lo cual fue abordado en el I Simposio Nacional de Fuentes Renovables de Energía (CIES`99), celebrado en Santiago de Cuba, en noviembre de 1999.

En el año 1992 se concibió la formación del comité gestor de la Sociedad Cubana de Energía Piramidal. Fue en el VII Forum de Piezas de Repuesto de 1992, en Matanzas, que se presentó el Afilador Piramidal --primer dispositivo piramidal--, destinado a conservar el filo de las cuchillas de afeitar. Posteriormente, este dispositivo fue construido de manera industrial, con autorización de venta por parte de la Dirección de Precios de la ciudad de Cárdenas. 

De hecho, Cárdenas posee la primicia en el país de introducir y consumir oficialmente un dispositivo piramidal. En 1995 se realizó en Cárdenas un evento científico-técnico sobre el estudio y aplicación práctica de la energía piramidal. En aquella oportunidad fueron presentados trabajos relacionados con la salud humana: uno sobre la aplicación de esta terapia en un consultorio médico industrial (expuesto por los ingenieros Meneleo Montenegro y Noel Hernández), mientras el segundo, a cargo del licenciado Guillermo J. Vázquez, se adentraba en el uso de esta energía en traumatismos deportivos.

En aquel entonces, el doctor Vázquez, junto a los doctores Dionisio Brook y Arnoldo Cobo, basó los resultados obtenidos en la rehabilitación de pacientes de la policlínica  "Antonio Guiteras", del municipio Habana Vieja. Las bondades de esta energía llegaban a sus pacientes cuando éstos colocaban dentro de una estructura piramidal la región anatómica afectada.

En 1998, en el IV Taller Nacional de Energía Piramidal, el doctor Ulises Sosa, de Camagüey, mostró sus positivos resultados en la aplicación de la energía piramidal en la especialidad de ortopedia, en conjunción con el electromagnetismo. En esta ocasión también fue presentado el trabajo de investigación de la doctora María Isabel Mestre.

Aplicación en la agricultura

Documentos encontrados en Internet sobre las aplicaciones prácticas de la energía piramidal en Cuba, nos demuestran que esta novedosa energía no sólo ha sido aplicada en el área de la salud, sino que se ha introducido en la agricultura.

El agua energizada se utiliza como agua de regadío en las plantaciones agrícolas.

Mediante el trabajo del comité gestor de la Sociedad Cubana de Energía Piramidal, se ha introducido la tecnología agrícola piramidal en un cultivo organopónico de la ciudad de Cárdenas.

La aplicación de esta tecnología implica, además del empleo de agua piramidal en el regadío, el tratamiento de semillas con energía piramidal. Los resultados obtenidos van desde el aumento en más de un 20 por ciento del poder germinativo de las semillas, hasta igual por ciento de incremento de los rendimientos, más la obtención de productos fuera de época, como las cebollas en el mes de agosto.

El enigma faraónico de cinco mil años sigue constituyendo un reto para el conocimiento, pero esta vez no referido a la conservación de un alto mandatario tras su muerte, sino para preservar la salud del más común de los mortales de nuestra tierra.

Fuentes

Energía piramidal terapéutica. Dr. Ulises Sosa, Salud Pública, Camagüey.
"Los ‘misterios’ de la pirámide". Enrique Atienza, Granma, 14 de febrero de 2001 "Ciencia y tecnología". Bohemia


   

Imprimir este artículo   Imprimir


Este website esta bajo la licencia de Creative Commons Licence
Cualquier material de esta revista puede reproducirse libremente de forma impresa o electrónica sin previa autorización, siempre que se cite como  fuente a la Revista Futuros y su uso no sea con fines comerciales. Agradeceríamos ser informados y que se nos hiciera llegar una copia o referencia del material reproducido.
Se exceptúan de la libre reproducción los materiales tomados de otras fuentes; para reproducir estos artículos debe pedirse autorización a la fuente original.

Las opiniones expresadas en los artículos son de los y las autores y no de Rostros y Voces  o de Citizen Digital Facilitation
Los invitamos a enviarnos sus colaboraciones, las cuales serán  publicadas de ser seleccionadas por la dirección de la revista.
Si tiene problemas o preguntas relacionadas con esta Web, póngase en contacto con el Equipo Futuros.
Última actualización: