Una publicación de CDF     | Enlaces | Comentarios | Contacto | Búsqueda |

ISSN 1913-6196

Inicio Temas Autores Reseñas Libros Recursos digitales
Ediciones Documentos Multimedia Lectores opinan Entrevistas Nosotros
Año 2008 Vol. VI
Futuros 21
 Futuros 20
Año 2007 Vol. V
 Futuros 19
 Futuros 18
 Futuros 17
Año 2006 Vol . IV
 Futuros 16
 Futuros 15
 Futuros 14
 Futuros 13

Año 2005 Vol.  III

 Futuros 12
 Futuros 11
 Futuros 10
 Futuros 9
Año 2004 Vol. II
 Futuros 8
 Futuros 7
 Futuros 6
 Futuros 5
Año 2006 Vol.  I
 Futuros 4
 Futuros 3
 Futuros 2
 Futuros 1
 

Visítenos en el nuevo portal
Futuros 21

 

 ESTUFAS MEJORADAS: MEJORAR LA VIDA, LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE

Buenas prácticas

Por Jamie Wick

Parte 1 /2

 En la elaboración de este trabajo colaboraron
Solomon Rodd de SEDEPAC e Isabel Vann de AFSC

Este artículo tiene como finalidad el dar a conocer una contribución a la resolución al complejo problema de deforestación que existe en las áreas rurales del mundo, así como también a los problemas de salud que genera en la población campesina el uso diario de leña para cocinar dentro del hogar. Del articulo destaca la mención y explicación de diversos proyectos, en particular el de las estufas mejoradas, y muy específicamente, el caso de un proyecto de desarrollo sustentable en el que se ha adaptado la Estufa Lorena para su uso en comunidades indígenas en la Huasteca Potosina, en el Estado de San Luis Potosí, México.

Introducción

Para la gente que vive en un medio rural, la leña es un recurso natural muy necesario para sobrevivir. La leña es una fuente de vida; se utiliza para preparar la comida diariamente y mucha gente pasa una gran parte del día ocupándose de la leña.

A veces hay que ir muy lejos para conseguir la leña, y además hay que cortarla, cargarla, secarla y prepararla para que sea útil en la cocina. Sin embargo el uso de la leña no es solo un recurso o herramienta de sobrevivencia, también es parte de un sistema integral de vivienda que proporciona luz, calefacción, protección de insectos, etc., y la manera en que la usamos afecta mucho a la convivencia, comodidad, estilos de preparación de platos, y economía de nuestras cocinas. Para acercarnos a los problemas de la leña en una región es importante que buscamos técnicas de conservación de leña, pero también hay que ver los sistemas locales que se usa para cocinar y la complejidad del uso de recursos domésticos.

En muchas regiones del mundo cada vez hay menos leña y hay que ir más lejos para buscarla. Esto ha sido resultado del crecimiento del uso de terrenos para la agricultura, el crecimiento de poblaciones y sus necesidades de leña para cocinar, más explotación de los bosques como recursos forestales por las economías nacionales e internacionales, y distribuciones desiguales de recursos en el mundo. La continua tala de árboles para hacer leña, si es más rápida que el crecimiento de los bosques, causará un impacto negativo. Los mayores consumidores de leña en el mundo son África y Asia.1 Entre los países de América Latina, los principales consumidores son Guatemala, Honduras, Nicaragua, y El Salvador. Además, cocinar con un brasero tradicional (un fuego abierto) es muy ineficiente y durante la combustión de la madera se pierde mucha energía. Esto significa que para cocinar una cierta cantidad de comida, habrá que usar más leña que si se utiliza una forma de combustión más eficiente y esto también es un factor en la destrucción de los bosques.

El uso diario de leña en fuegos abiertos es también problemático por otras razones, entre ellas la contaminación del medio ambiente por los residuos contaminantes (como el monóxido de carbono) y los problemas de salud con que se asocia el cocinar con fuego abierto en lugares cerrados. Las mujeres y los niños son los que sufren más los efectos del humo porque son los que pasan más tiempo en la cocina. Para la gente que vive en estos medios, la contaminación dentro de una casa es a veces peor que la contaminación en las grandes ciudades y es uno de los principales problemas ambientales en el mundo.2 Los estudios epidemiológicos han indicado que la presencia de los contaminantes dentro de la casa está ligada a las infecciones respiratorias en los niños, infecciones de los pulmones como el asma y bronquitis crónico, cáncer de los pulmones, y los problemas en el parto de los niños inclusive una tasa mas alta de niños nacidos muertos y niños que nacen de bajo peso. Además de la inhalación del humo que puede causar problemas respiratorios, la presencia de un fuego abierto en la casa es peligroso para los niños porque corren un riesgo más alto de quemarse.

La Estufa Mejorada

La implementación del plan de estufas mejoradas es una forma de combatir el problema de deforestación, mejorar la salud de las personas que cocinan con leña, disminuir el impacto ambiental de la combustión de la madera y aliviar una parte del trabajo diario que se asocia con la recolección de la leña. La idea de una estufa mejorada ya era conocida en varias partes del mundo pero se ha usado nueva tecnología en diferentes formas. Estos programas empezaron en los años 70 durante la crisis de la producción de petróleo.3 Durante estos años, muchos programas fracasaron porque los productores se centraron en la eficiencia de la estufa, sin tener en cuenta como la gente iba a adaptarse a la nueva tecnología. Si no se construye la estufa de una forma a la que la gente pueda adaptarse fácilmente, el programa va a fracasar. Ahora el enfoque está mas centrado en la utilidad de la estufa, teniendo en cuenta las costumbres de la gente y la cultura en la que se va a implementar la tecnología, por eso los programas actuales han tenido más éxito

Una parte esencial de la implementación de las estufas mejoradas son los materiales que se usan; se va adaptando el diseño de la estufa a los materiales locales existentes. Por ejemplo, en la India ya existe la industria de la cerámica, y por lo tanto se puede aprovechar esta industria para diseñar una estufa más eficiente, ya que se usa la cerámica como aislante. Las variaciones de las estufas son tantas como países en donde se implementan. Hay que cambiar los materiales, el diseño, y como se lleva a cabo el proyecto de acuerdo con los materiales locales y las costumbres de la gente. El cambio es difícil, y mucha gente prefiere seguir utilizando algo a lo que están acostumbrados. Hay que demostrar la eficacia de la estufa mejorada, para se den cuenta que les va a lo suficiente para que el cambio merezca la pena.

De todos los países en donde se ha implementado el proyecto, China y la India tienen los programas de estufas mejoradas más extendidos; se ha implementado el proyecto de las estufas con la ayuda de los gobiernos de estos países. China es el líder mundial en la producción de las estufas y el programa ha tenido mucho éxito en este país. Una parte del gran éxito del programa en China es que hubo más control local sobre la construcción y el diseño de la estufa. Las personas que las recibieron tenían que aportar sus propios materiales y ayudar durante el proceso de construcción. De esta manera, la gente invierte más de sus propios recursos en la construcción e implementación de la estufa y le da más importancia al producto final. En la India, la producción ha sido más centralizada, y la gente ha tenido menos control sobre la construcción e implementación de las estufas mejoradas. En la India no se ha visto tanto éxito como en China.

En América Latina, ha habido una difusión de la estufa menos extendida. La difusión ha sido principalmente a través de organizaciones no-gubernamentales que trabajan en la región. Hay muchos proyectos de estufas mejoradas y hay mucha variedad en la forma de construirlas e implementar la tecnología. Mientras en India y China hubo una producción partiendo de un solo modelo, en América Latina se ve una producción muy variada, incluso dentro de un determinado país. Por ejemplo, en México, hay varias organizaciones que están implementando la estufa mejorada por todo el país. En el estado de Oaxaca se hace la estufa con adobe, porque en esta región el adobe es más barato y más rápido. Hay otros estados en México donde han aprovechado la fabricación local de azulejos para luego ponerlos en la parte exterior de la estufa y así mantener mejor el calor. En la Huasteca Potosina se usa una versión local de la estufa Lorena, una estufa hecha de una mezcla de lodo, arena y cemento.

Otro proyecto que se está realizando en América Latina es la estufa Justa, una estufa que ha desarrollado Trees, Water, and People (Árboles, Agua y Gente), AHDESA (Asociación Hondureña por el Desarrollo) y el centro de investigación, Aprovecho, en Oregon.4 A diferencia de la estufa Lorena, la estufa Justa utiliza una plancha en donde se cocina (a diferencia de la estufa Lorena, donde se hacen agujeros y se ponen dentro las ollas cuando se cocina y un comal de barro que forma parte del cuerpo de la estufa). Una crítica de la estufa Lorena es que no hay un aislante alrededor del fuego y por lo tanto el cuerpo de la estufa absorbe mucho calor, disminuyendo la eficiencia de la estufa y generando más humo. La estufa Justa es aún más eficiente que la Lorena por tener un espacio de combustión mas pequeño y una capa de aislamiento alrededor del fuego para impedir la pérdida del calor. Con este diseño es posible lograr una combustión casi completa y por lo tanto hay menos humo alrededor del fuego. El agente aislante se construye a partir de materiales locales como la ceniza o piedra pómez. Con este diseño, se producen pequeñas burbujas de aire entre los trozos de ceniza o piedra, que es lo que sirve como aislante. 5

Otra variante del mismo modelo es el Eco-Stove que se utiliza en Honduras, diseñado por Rogerio Mirando de PROLEÑA, con la ayuda de Trees, Water, and People y Aprovecho. El EcoStove es muy parecido a la estufa Justa, pero se está fabricando en grandes cantidades, los venden y los instalan en las casas, a diferencia de la Justa y la Lorena que se construyen directamente en la cocina. La Justa y la Lorena son más pesadas y se construyen en la casa según la necesidad de la familia.


Notas


Ir a:
 

Primera Parte
Segunda Parte

Siguiente:Un ejemplo: la implementación...  

Imprimir este artículo   Imprimir


Este website esta bajo la licencia de Creative Commons Licence
Cualquier material de esta revista puede reproducirse libremente de forma impresa o electrónica sin previa autorización, siempre que se cite como  fuente a la Revista Futuros y su uso no sea con fines comerciales. Agradeceríamos ser informados y que se nos hiciera llegar una copia o referencia del material reproducido.
Se exceptúan de la libre reproducción los materiales tomados de otras fuentes; para reproducir estos artículos debe pedirse autorización a la fuente original.

Las opiniones expresadas en los artículos son de los y las autores y no de Rostros y Voces  o de Citizen Digital Facilitation
Los invitamos a enviarnos sus colaboraciones, las cuales serán  publicadas de ser seleccionadas por la dirección de la revista.
Si tiene problemas o preguntas relacionadas con esta Web, póngase en contacto con el Equipo Futuros.
Última actualización: