Una publicación de CDF     | Enlaces | Comentarios | Contacto | Búsqueda |

ISSN 1913-6196

Inicio Temas Autores Reseñas Libros Recursos digitales
Ediciones Documentos Multimedia Lectores opinan Entrevistas Nosotros
Año 2008 Vol. VI
Futuros 21
 Futuros 20
Año 2007 Vol. V
 Futuros 19
 Futuros 18
 Futuros 17
Año 2006 Vol . IV
 Futuros 16
 Futuros 15
 Futuros 14
 Futuros 13

Año 2005 Vol.  III

 Futuros 12
 Futuros 11
 Futuros 10
 Futuros 9
Año 2004 Vol. II
 Futuros 8
 Futuros 7
 Futuros 6
 Futuros 5
Año 2006 Vol.  I
 Futuros 4
 Futuros 3
 Futuros 2
 Futuros 1
 

Visítenos en el nuevo portal
Futuros 21

 

 El Éxito de Mondragón

Mondragón Corporación Cooperativa, MCC    

 

Mondragón Corporación Cooperativa, MCC, es el fruto del movimiento cooperativo iniciado en Mondragón (Guipúzcoa). Su filosofía de Empresa se halla recogida en sus valores corporativos: La Cooperación, la Participación, la Responsabilidad Social y la Innovación.

Hoy en día, casi medio siglo después de su fundación por el joven sacerdote José María Arizmendiarreta , Mondragón Corporación Cooperativa se ha transformado de un pequeño taller donde, en 1956, se fabricaban estufas y cocinas de petróleo en la primera corporación empresarial del País Vasco y la séptima de España, , tanto por sus ventas como por el número de trabajadores, con presencia en los sectores Financiero, Industrial y de Distribución, conjuntamente con las áreas de Investigación y Formación.

La Misión de MCC aglutina los objetivos básicos de una organización empresarial que compite en los mercados internacionales, con la utilización de métodos democráticos en su organización societaria, la creación de empleo, la promoción humana y profesional de sus trabajadores y el compromiso de desarrollo con su entorno social.


 

 

"Nada diferencia a los hombres y a los pueblos
como su respectiva actitud en orden a las circunstancias en que viven.
Los que optan por hacer historia y cambiar por sí mismos el curso de los acontecimientos
llevan ventaja sobre quienes deciden esperar pasivamente los resultados del cambio
". 

José María Arizmendiarrieta
Fundador y dinamizador de la Experiencia Cooperativa de Mondragón

¿Cuáles pueden considerarse las claves del éxito de la Experiencia Mondragón?

No resulta sencillo resumir en pocas palabras la razón del éxito de nuestra realidad cooperativa y empresarial. En un esfuerzo de síntesis cabría apuntar las siguientes claves:

  • El papel determinante del liderazgo de Arizmendiarrieta, promotor de la Experiencia, con su gran visión de futuro y su total ascendiente sobre alumnos y discípulos a la hora de poner en práctica sus ideas.
  • El carácter personalista de la cooperativa, en la que prevalece la persona sobre el capital, lo que se traduce en una gran implicación del socio en su cooperativa, a través de la participación directa en el capital y la gestión, contribuyendo a crear un ambiente positivo de consenso y colaboración.
  • Un enfoque decididamente empresarial del hecho cooperativo, asumiendo como cuestión de principio la rentabilidad de la empresa y la eficacia en la gestión, planificada, rigurosa y exigente.
  • Reinversión prácticamente total de los recursos generados.
  • Adaptación permanente a los cambios del entorno.
  • Creación de eficaces instrumentos de intercooperación: en el ámbito financiero, de provisión social, de innovación e I+D, en la gestión coordinada del empleo y de las situaciones de crisis.
  • Por último, un elemento clave en el éxito de la Experiencia de Mondragón, tanto en sus orígenes como hoy en día, radica en la importancia dada a la formación: tanto la de carácter reglado, impartida en nuestras Facultades Universitarias y Escuelas Profesionales, como la Formación Continua vinculada con el reciclaje y el perfeccionamiento profesional.

¿Cuál es la estructura básica de MCC?

Empresarialmente, la actividad de MCC se encuadra en tres sectores -Financiero, Industrial y Distribución- que funcionan autónomamente dentro de una estrategia de conjunto, coordinada desde el Centro Corporativo.

El Grupo Financiero incluye la actividad de banca, previsión social y seguros. El Industrial agrupa a siete Divisiones dedicadas a la producción de bienes y servicios. El de Distribución aglutina los negocios de distribución comercial y la actividad agroalimentaria. Existen además diversos Centros de Investigación y varios Centros de Formación Profesional y de enseñanza, incluida una Universidad que cuenta con 4.000 alumnos.

La Cooperativa individual constituye el nivel básico de la estructura organizativa de MCC, con su Asamblea General como órgano supremo de expresión y soberanía y su Consejo Rector como órgano máximo de gestión y representación, responsable de la elección del Director Gerente. Las Cooperativas que operan en un mismo sector empresarial configuran una Agrupación Sectorial que, a su vez, se integra en la División correspondiente.

Al frente de cada División se halla un Vicepresidente corporativo. Los nueve Vicepresidentes junto con los Directores de Departamento del Centro Corporativo, integran el Consejo General, que es dirigido por su Presidente. El Consejo General es el órgano responsable de la elaboración, coordinación y aplicación de las estrategias y objetivos corporativos.

Por otro lado, la Comisión Permanente del Congreso Cooperativo, es el órgano de gobierno encargado de impulsar y controlar la ejecución de las políticas y acuerdos adoptados por el Congreso, ejerciendo un seguimiento continuado de la evolución empresarial de MCC y de la gestión de la Presidencia del Consejo General. La Comisión la integran 18 miembros elegidos en representación de las nueve Divisiones de la Corporación.

El Congreso Cooperativo es el órgano supremo de soberanía y representación de Mondragón Corporación Cooperativa, equivalente a su gran Asamblea General. Está integrado por 650 congresistas que representan a todas las cooperativas adheridas y sus decisiones afectan a todas ellas.

¿Ha estado vinculado el Cooperativismo de Mondragón en al algún momento al Estado o a la Administración Pública?

Ni en el momento de su nacimiento ni en su evolución posterior ha estado vinculado nuestro sistema cooperativo al Estado o a algún tipo de Administración Pública. Nuestras Cooperativas han nacido y crecido impulsadas por grupos de personas autónomas dispuestas a crear empresas con un esquema de trabajo cooperativo, con participación de sus miembros en el capital y la gestión de las empresas y con un enfoque solidario.

Con lo que sí han contado nuestras Cooperativas, sobre todo en sus primeros años de andadura, ha sido con el apoyo de nuestras entidades de cobertura creadas, no por la Administración, sino por nuestro propio Grupo Cooperativo: con Caja Laboral en el terreno financiero; con la División Empresarial, creada por la propia Caja Laboral, para asesorar en temas de gestión y promover nuevas Cooperativas; con nuestros Centros de formación profesional y universitaria para la formación de personal cualificado; con Ikerlan en el campo investigador etc.

La filosofía que ha animado permanentemente nuestra Experiencia ha sido la de crear sus propias organizaciones de apoyo (en el área financiera, formativa, de investigación, internacional etc.) conforme lo iban exigiendo las necesidades.

¿Continúa Mondragón manteniendo sus señas de identidad cooperativa, a pesar del desgaste que supone el tiempo transcurrido, de la globalización y de un predomino de los valores individualistas?

En una entrevista a un medio de comunicación vasco, el cofundador de la Experiencia de Mondragón, exDirector de Caja Laboral y exPresidente de MCC, José María Ormaechea, no dudaba en responder a una pregunta similar insistiendo en que "la Experiencia de Mondragón continúa manteniendo sus señas de identidad".

Recordaba en este sentido que en nuestras Cooperativas siguen teniendo plena vigencia los ejes fundamentales que han caracterizado la Experiencia –educación, trabajo y solidaridad-, junto con la pervivencia de la Sociedad de Personas y sus mecanismos de participación y solidaridad, si bien entendía que podrían requerir "una rehabilitación posibilista" tras casi 50 años de vida.

En cuanto a la globalización, señalaba Ormaechea, que la compra y constitución de empresas de capitales es una necesidad impulsada por el propio proceso de internacionalización y por estar centrados en productos como automoción, electrodomésticos y máquinas-herramienta, cuya lógica de pervivencia en el mercado exige asentarse en el exterior. En este proceso de expansión, subrayaba, el capital puede desplazarse sin problemas, pero no así los cooperativistas, que necesitan un terreno abonado para desarrollarse.

Ante este incremento de trabajadores por cuenta ajena, la vía que se plantea en la Corporación es la de crear fórmulas que permitan la participación en la propiedad y la gestión de nuestros empleados, dentro de las Sociedades Anónimas en las que trabajan.


Ir a:
 

Primera Parte
Segunda Parte

 

Siguiente: ¿Cuantos de sus empleados son...

Imprimir este artículo Imprimir


Este website esta bajo la licencia de Creative Commons Licence
Cualquier material de esta revista puede reproducirse libremente de forma impresa o electrónica sin previa autorización, siempre que se cite como  fuente a la Revista Futuros y su uso no sea con fines comerciales. Agradeceríamos ser informados y que se nos hiciera llegar una copia o referencia del material reproducido.
Se exceptúan de la libre reproducción los materiales tomados de otras fuentes; para reproducir estos artículos debe pedirse autorización a la fuente original.

Las opiniones expresadas en los artículos son de los y las autores y no de Rostros y Voces  o de Citizen Digital Facilitation
Los invitamos a enviarnos sus colaboraciones, las cuales serán  publicadas de ser seleccionadas por la dirección de la revista.
Si tiene problemas o preguntas relacionadas con esta Web, póngase en contacto con el Equipo Futuros.
Última actualización: