Una publicación de CDF     | Enlaces | Comentarios | Contacto | Búsqueda |

ISSN 1913-6196

Inicio Temas Autores Reseñas Libros Recursos digitales
Ediciones Documentos Multimedia Lectores opinan Entrevistas Nosotros
Año 2008 Vol. VI
Futuros 21
 Futuros 20
Año 2007 Vol. V
 Futuros 19
 Futuros 18
 Futuros 17
Año 2006 Vol . IV
 Futuros 16
 Futuros 15
 Futuros 14
 Futuros 13

Año 2005 Vol.  III

 Futuros 12
 Futuros 11
 Futuros 10
 Futuros 9
Año 2004 Vol. II
 Futuros 8
 Futuros 7
 Futuros 6
 Futuros 5
Año 2006 Vol.  I
 Futuros 4
 Futuros 3
 Futuros 2
 Futuros 1
 

Visítenos en el nuevo portal
Futuros 21

 

  "Costa-Viento" abundante, gratuito e inagotable

Desarrollo humano sustentable

Por Marcos Sommer     

Parte 1 /2

Algunos hechos

  • Todos los pronósticos apuntan que la energía eólica será la piedra angular del sistema de producción energética y del cambio del paisaje.
  • Alemania posee por cuatro años consecutivos (1999-2003) la corona eólica europea y mundial.
  • Un parque eólico de 10 megavatios (MW) evita que se generen al año 28.480 toneladas de CO2, gas de efecto invernadero que potencia el cambio climático.
  • En los últimos años, las nuevas instalaciones eólicas han sobrepasado en potencia a las nuevas centrales nucleares puestas en moda.
  • El 75% de la energía eólica mundial está instalada en Europa.
  • En el año 2003 Alemania, España y Dinamarca sumaron casi el 90% de la capacidad de energía eólica instalada en la Unión Europea.
  • El mercado europeo de la energía eólica crece un 35% cada año y el 80% del mercado norteamericano de turbinas eólicas está copado por empresas europeas.
  • El tercer futuro mercado de los molinos yace en el mar (Offshore), con más de 20.000 MW eólicos propuestos en los mares de Europa del Norte.
  • Las áreas marinas eran un paisaje natural imperturbado por el ser humano hasta fines del siglo XX.
  • La energía eólica ya satisface en todo el planeta las necesidades de electricidad de unos 14 millones de hogares y más de 40 millones de personas.

¿Por qué usar energía eólica?

La humanidad debe usar cada día con más eficiencia la energía, pero también hay que ser conciente que el mundo en vías de desarrollo necesita más energía para afrontar sus necesidades más acuciantes. El reto con que se enfrenta la humanidad es satisfacer la creciente demanda de energía y, al mismo tiempo, afrontar la amenaza igualmente urgente del cambio climático.

La ventaja de la energía eólica es que genera electricidad sin producir los contaminantes asociados a los combustibles fósiles y a la energía nuclear, entre ellos, el más significativo es el dióxido de carbono, el gas de efecto invernadero.

Los recursos energéticos basados en fuentes renovables como la energía eólica son potencialmente ilimitados. La potencia del viento global está creciendo anualmente en un índice de 38 por ciento, es la industria energética de mayor crecimiento actualmente en el mundo. La energía eólica promueve un futuro energético limpio y sustentable, disminuyendo la dependencia de los combustibles fósiles.

A partir del Protocolo de Kyoto de 1997, se requiere una reducción global de las emisiones de gases de invernadero del 5,2 por ciento para el periodo 2008-2012 respecto de los niveles de 1990. Los Estados miembros de la Unión Europea por ejemplo, se han marcado como objetivo conjunto que el 22 por ciento de su electricidad provenga de fuentes renovables en el 2010, tomando como punto de partida la cuota del 17 por ciento existente en 1997.

Hay un enorme recurso eólico adicional en los mares a lo largo de las costas europeas, el potencial eólico marino es de 3.028 TWh, esta cifra sobrepasa el consumo eléctrico total de los 15 países miembros.

El aerogenerador toma el viento y lo transforma en energía y esa energía a través de la red que ya esta instalada se puede distribuir a todos los clientes. Actualmente hay más de 55.000 aerogeneradores instalados en el mundo, facturando 5 millares de euros.

Los datos muestran que la capacidad de generación de energía por el viento en el año 2000 fue de 17.706 megavatios, en el año 2001 fue de 24.471 megavatios, un aumento de 6.765 megavatios, en al año 2002 se estimó en 32.409 megavatios, un aumento de 7.938 megavatios.

Inversión, ganancias y beneficios

La inversión anual necesaria para lograr la implantación de la energía eólica descrita anteriormente fue de 5,2 billones de euros en el 2001 y aumentará hasta 67 billones de euros en el 2020. La inversión total necesaria para alcanzar un nivel de 1.200 GW en el 2020 se estima de unos 628,6 billones de euros a lo largo del periodo completo.

Tabla 1 Capacidad eólica por países

País

1998

1999

2000

2001

2002

2003

Alemania

2.874

4.072

6.113

8.734

12.560

14.609

USA

1.952

2.502

2.555

4.245

4.658

6.370

España

834

1.722

2.402

3.335

4.951

6.328

Dinamarca

1.450

1.733

2.297

2.417

2.921

 

India

968

1.077

1.220

1.507

1.861

 

Italia

197

277

424

682

786

 

Holanda

363

428

448

483

812

 

UK

334

356

409

485

588

 

China

224

300

340

399

469

 

Resto Mundo

643

755

1.498

2.165

2.807

 

TOTAL

9.839.

13.222

17.706

24.471

32.400

 

Crecimiento

30 %

37 %

32 %

38 %

32 %

 

La tabla muestra que la capacidad eólica se triplicó desde el año 1998
(Asociación de Productores de Energías Renovables - APPA). Unidad de medida: MW (megavatios)

Europa ha consolidado su liderazgo, hoy cuenta con el 85,3 por ciento de todos los nuevos proyectos ejecutados en el año 2002, en tanto Estados Unidos continúa relegando posiciones y Asía está mostrando un sostenido desarrollo del sector.

Para una industria pesada es una tasa de crecimiento muy interesante que ningún otro sector industrial puede mostrar, sólo algunas otras actividades comerciales tales como la telefónica celular o la industria asociada al desarrollo de internet muestran similares índices. Estos espectaculares niveles de crecimiento hacen que la industria eólica a nivel global haya tenido un crecimiento anual acumulado promedio durante los últimos cinco años del 34 por ciento, como consecuencia la energía eólica ha experimentado una enorme disminución de sus costes. Los costes de producción de un kilovatio hora eólica son hoy una quinta parte de lo que era hace 20 años. Sólo durante los últimos cinco años, los costes se han reducido aproximadamente un 20 por ciento. La energía eólica ya es competitiva con nueve centrales térmicas de carbón y en algunos emplazamientos puede incluso competir con el gas, actualmente la opción más económica.

Un megavatio producido por el viento satiface la necesidad eléctrica de 350 casas (cerca de 1000 personas) en una sociedad industrial. Los 32.409 megavatios de producción actual son suficciente para resolver las necesidades residenciales de unos 16 millones de personas (población de Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, unos 7,5 millones de hogares promedio en los Estados Unidos).

El beneficio medioambiental más importante de la generación de electricidad mediante energía eólica es la reducción de los niveles de dióxido de carbono que se emite ala atmósfera del planeta.

La participación de energía eólica en el suministro de electricidad a nivel mundial alcanzo el 0,4 por ciento. Está industria emplea a nivel global a unas 100.000 personas, la mayoría de ellos en Europa. El mercado global de grandes turbinas eólicas superará los U$S 16.000 millones anuales para el año 2007.

El beneficio medioambiental más importante de la generación de electricidad mediante energía eólica es la reducción de los niveles de dióxido de carbono que se emiten a la atmósfera del planeta. El dióxido de carbono es el principal gas responsable del incremento del efecto invernadero, que lleva a las consecuencias desastrosas del cambio climático global. Asumiendo que el valor medio de dióxido de carbono evitado mediante el cambio a energía eólica es de 600 toneladas por GWH, la disminución anual según este escenario será de 1.856 millones de toneladas de C02 en 2020 y 4,800 millones de toneladas en 2040. La reducción acumulada sería de 11.768 millones de CO2 en 2020 y 86.469 millones en 2040.

Europa cuenta con cerca del 73 por ciento de la generación eólica global, gracias a las fuertes consistentes políticas dirigidas a impulsar la demanda de tecnología de energías renovables. Dos tercios de la capacidad eólica agregada en 2003 fueron concentrados en los Alemania, Estados Unidos y España: Alemania agrego 2.644 megavatios ; Estados Unidos, 1687, y España, 1377 megavatios. Para los Estados Unidos, esto se traduce en un crecimiento en la generación de energía eólica de 23 porciento en los últimos cinco años, la Asociación Americana de Energía Eólica considera que la energía eólica podrá cubrir el 6 por ciento de la demanda eléctrica en 2020.

Europa, continente densamente poblado, tiene bastante energía eólica afuera de la costa, fácilmente accesible para resolver todas las necesidades de la electricidad de la región. En Estados Unidos hay bastante viento para producir energía eólica pero solamente en tres de los 50 estados que integran dicho país.

A comienzos de 1991, Alemania comenzó a producir energía eólica contribuyendo al desarrollo sostenible de la producción de energía. Los programas del Gobierno Federal y Regional para propagar dicha energía eólica condujeron a que Alemania hoy sea Campeón Mundial (2003) por cuarta vez consecutiva con una totalidad de 14.647 molinos que producen por año 14.609 millares de kilowatt hora de energía, cubriendo el 4,7 por ciento de la necesidad energética del país, algunas regiones tales como Baja Sajonia y de Schleswig Holstein cubren el 25 por ciento de su demanda con el viento.

Con una capacidad potencial Alemania de 14.609 Mw., se estima que llegara a los 22.500 Mw. para el 2010. Especialmente en regiones costeras la energía eólica ha conquistado un porcentaje considerable en el suministro de energía en Alemania. En el estado federado más septentrional, Schleswig Holstein, ubicado entre el Mar del Norte y el Báltico, la energía eólica cubre aproximadamente una cuarta parte del consumo neto de electricidad; a escala nacional, esta marca es del 3,5 por ciento.

Los Estados Unidos, que lanzaron la industria eólica en los años 80, actualmente con 6.370 megavatios, han superado a España y ocupa el segundo posición en potencia instalada.

A pesar de tener un potencial significativamente mayor, USA tiene actualmente menos de la mitad de la potencia eólica instalada en Alemania cuando se estima que sólo el Estado de Dakota del Norte tiene 50 veces más recursos eólicos que Alemania.

España esta en el tercer lugar, con 6.328 megavatios. Dinamarca, que es la cuarta en el 3003, con 2.921 megavatios consigue 20 por ciento de su electricidad del viento. Esta es una proporción mayor que la de ninguna otra nación en el mundo. Mediante el uso de la energía eólica, Dinamarca ya ha conseguido un tercio de las reducciones requeridas por el Protocolo de Kyoto, lo que equivale aproximadamente a un 7 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero del país.

La estrategia de generación eólica en Alemania prevé la instalación de parques eólicos marinos en los mares Báltico y Nórdico, aumentando la potencia instalada hasta los 25.000 megavatios (80 terawatios hora de electricidad) de aquí hasta el 2030. Esta cantidad es equivalente al 60 por ciento de la actual potencia de las centrales nucleares. Las turbinas instaladas en la costa incrementaran en un 15 por ciento la producción energética de este país. El otro 10 por ciento se obtendrá en instalaciones continentales. En Alemania se prevé construir unas 4000 turbinas de aquí al 2030.


Ir a:
 

Primera Parte
Segunda Parte

Siguiente: El impacto ambiental...

Imprimir este artículo   Imprimir


Este website esta bajo la licencia de Creative Commons Licence
Cualquier material de esta revista puede reproducirse libremente de forma impresa o electrónica sin previa autorización, siempre que se cite como  fuente a la Revista Futuros y su uso no sea con fines comerciales. Agradeceríamos ser informados y que se nos hiciera llegar una copia o referencia del material reproducido.
Se exceptúan de la libre reproducción los materiales tomados de otras fuentes; para reproducir estos artículos debe pedirse autorización a la fuente original.

Las opiniones expresadas en los artículos son de los y las autores y no de Rostros y Voces  o de Citizen Digital Facilitation
Los invitamos a enviarnos sus colaboraciones, las cuales serán  publicadas de ser seleccionadas por la dirección de la revista.
Si tiene problemas o preguntas relacionadas con esta Web, póngase en contacto con el Equipo Futuros.
Última actualización: