Una publicación de CDF     | Enlaces | Comentarios | Contacto | Búsqueda |

ISSN 1913-6196

Inicio Temas Autores Reseñas Libros Recursos digitales
Ediciones Documentos Multimedia Lectores opinan Entrevistas Nosotros
Año 2008 Vol. VI
Futuros 21
 Futuros 20
Año 2007 Vol. V
 Futuros 19
 Futuros 18
 Futuros 17
Año 2006 Vol . IV
 Futuros 16
 Futuros 15
 Futuros 14
 Futuros 13

Año 2005 Vol.  III

 Futuros 12
 Futuros 11
 Futuros 10
 Futuros 9
Año 2004 Vol. II
 Futuros 8
 Futuros 7
 Futuros 6
 Futuros 5
Año 2006 Vol.  I
 Futuros 4
 Futuros 3
 Futuros 2
 Futuros 1
 

Visítenos en el nuevo portal
Futuros 21

 

  La Responsabilidad Social Empresarial: una prioridad del mundo empresarial moderno

Por el Centro Empresarial de Inversión Social y El Pacto Global     

Parte 1 /2

Nuevos paradigmas

Como respuesta a los agravios que emergen y ante la obligación que tienen las economías globales, nace la Responsabilidad Social Empresarial, (RSE) la cual ha evolucionado, haciendo partícipe y responsable a la empresa en la definición del tipo de sociedad a la que aspira. Esta nueva transformación invita a las empresas a desempeñar un papel de líderes en la solución de problemas sociales y a contribuir activamente con iniciativas que den respuestas a los mismos.

En esta perspectiva de nuevas realidades, la organización manifiesta que ya no se puede "barrer lo sucio debajo de la alfombra". Explican que lo que hacen las empresas, ya sea positivo o negativo, es conocido inmediatamente alrededor del mundo. Sostienen que la transparencia de las prácticas corporativas implican que la responsabilidad social ya no es un lujo, sino un requisito.

Estas tendencias son cada día más evidentes. Hoy, un inversionista considerará seriamente si coloca su dinero en una empresa que mantiene un historial grave de contaminación ambiental, así como un consumidor elegirá una marca sobre otra, si sabe que un porcentaje de su compra será destinada a obras de desarrollo social.

Aunque es deber del Gobierno y demás instituciones, el difundir la definición de los valores y estándares sociales, las empresas también tienen la obligación de comportarse de manera socialmente responsable. No solamente porque la sociedad lo requiere, sino porque forma parte de una base sólida y segura para su estabilidad y éxito a largo plazo.

Definiciones y Conceptos

De acuerdo a Baltazar Caravedo, entendemos por Responsabilidad Social Empresarial (RSE) una filosofía corporativa adoptada por la alta dirección de la empresa para actuar en beneficio de sus propios trabajadores, sus familias y el entorno social en las zonas de influencia de las empresas.

En otras palabras, es una perspectiva que no se limita a satisfacer al consumidor, sino que se preocupa por el bienestar de la comunidad con la que se involucra.

Se entiende como una empresa socialmente responsable aquella:

  • cuyos productos y servicios contribuyen al bienestar de la sociedad,
  • cuyo comportamiento vaya más allá del estricto cumplimiento de la normativa vigente y las prácticas de libre mercado,
  • cuyos directivos tengan un comportamiento ético,
  • cuyas actividades sean respetuosas con el medio ambiente,
  • cuyo desarrollo contemple el apoyo a las personas más desfavorecidas de las comunidades en las que opera.

En otras palabras, nos referimos a una empresa que se preocupa por:

  • la productividad de sus trabajadores para mejorar su competitividad,
  • el manejo ambiental resultante de su actividad productiva, y
  • la comunidad sobre la cual se asienta la empresa.

Entre los valores fundamentales que embarca la RSE se encuentran temas como:

  • Medio Ambiente
  • Lugar de Trabajo
  • Derechos Humanos
  • Inversión Social Comunitaria
  • Mercado
  • Valores y Ética

La actuación en esos campos asegura la rentabilidad sostenida y genera beneficios para comunidad o sociedad que es influida por la empresa.

Estrategias y aplicaciones: medio ambiente

Muchos son los temas ambientales que han cobrado importancia sobre las prácticas corporativas, desde hace ya algunos años: el consumo de energía y agua, la cantidad de desperdicios sólidos producidos, las emisiones de CO2, radiación, uso de material reciclable, impacto ambiental sobre la cadena de producción, etc. La RSE ambiental es hoy mucho más que iniciativas de reciclaje o de conservación de energía. Ser una empresa ambientalmente responsable es considerar todos los impactos ecológicos que genera la producción y operación de la empresa. Estas consideraciones, como prácticas integrales, van más allá de las regulaciones gubernamentales.

Globalmente, las empresas están considerando los beneficios que conlleva el ser ecológicamente responsable, debido a que no es sólo un compromiso con las futuras generaciones sino que a su vez genera un valor intrínsico y una ventaja competitiva.

Experiencias nacionales como la de la Cervecera Salvadoreña La Constancia, S.A. y su Programa de Protección Ambiental, hasta grandes multinacionales como Unilever, con sus programas de pesca y agricultura sostenible, ilustran cómo el ser ecológicamente responsable genera beneficios tanto para la empresa como para el medio ambiente. Y es que, de acuerdo a información adquirida por la organización Business for Social Responsability, de todos los temas relacionados con RSE las iniciativas ambientales han producido la mayor cantidad de información mesurable vinculando a empresas pro-activas con resultados financieros positivos.

Sin importar el tamaño, sector o ubicación geográfica, la creatividad de las empresas en el desarrollo de prácticas eco-eficientes y de conservación han demostrado que la protección del medio ambiente es, últimamente, beneficiosa para todos

Los Beneficios de la RSE Ambiental:

  • Aumento del rendimiento económico y financiero
  • Reducción de costos de producción a través de control de desechos y eficiencia en el uso de la energía, entre otros.
  • Mejor calidad de productos y condiciones favorables en el proceso de manufacturación
  • Estimula la innovación y la competitividad hacia la creación y diseño de nuevos productos, servicios y procesos ambientalmente conscientes.
  • Aumenta la reputación e imagen de la marca

Derechos Humanos

La organización inglesa Business Impact define los derechos humanos como principios fundamentales que permiten la libertad individual de llevar una vida digna, libre de abusos y violaciones. Adicionalmente, consideran que son reglas comunes del comportamiento humano, a través de diversas culturas, que conforman sociedades estables, pacíficas y equitativas.

El respeto y la aplicación de los principios fundamentales de los derechos humanos no se limitan únicamente a las acciones de gobiernos o grupos radicales, sino también a las acciones de las empresas. El acceso rápido a las comunicaciones ha hecho que las empresas estén bajo la observación y escrutinio permanente, tanto del consumidor como de organismos internacionales. De este modo, mientras que los consumidores e inversionistas aplauden la conducta responsable de aquellas empresas con un buen historial en el ámbito de los derechos humanos, también son capaces de castigar severamente a aquéllas que excluyen estos principios dentro de sus prácticas corporativas. Hay muchos casos, desde las atroces acusaciones contra la Shell por su apoyo a los militares en Nigeria, hasta las denuncias de abuso físico en los talleres de sudor "sweat shops" de las manufactureras asiáticas de Nike y Disney. Estas empresas hoy en día, entre otras, se han tenido que replantear sus acciones sociales con la incorporación de estándares laborales y de derechos humanos, exigiendo normas similares a sus colaboradores y socios.

Un informe reciente del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas indica que estas prácticas se deben a 1) la proliferación de códigos corporativos de conducta que protegen los derechos humanos y laborales de los empleados; 2) la inclusión de los derechos humanos, definidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en los principios y ética corporativa de las empresas a nivel global; 3) la creciente atención por parte de organizaciones, consumidores y medios de comunicación al impacto que produce el manejo de los derechos humanos en las empresas; 4) el debate generado por la imposición de sanciones comerciales a aquellos países que ignoran los estándares internacionales de derechos humanos.

Los Beneficios de la RSE y los Derechos Humanos:

  • Protección de los activos de la empresa: recursos humanos, propiedad, marca y reputación
  • Cumplimiento y respeto de leyes nacionales e internacionales
  • Promoción de los estándares laborales para la realización de negocios transparentes y justos
  • Evitar las sanciones comerciales, campañas negativas y boicots
  • Aumento en la productividad, rendimiento y retención del personal
  • Satisfacción de las preocupaciones sociales del consumidor
  • Mejoramiento de bienestar en la comunidad donde opera

Lugar de Trabajo

Danone en Francia ofrece cuidado domiciliario a niños enfermos para que los padres puedan ir al trabajo. McDonald’s en Dinamarca apoya el entrenamiento educativo de los empleados que desean superarse más allá de las posiciones de gerentes de turno y desde 1994 Volkswagen ha reducido la semana laboral de 36 horas a 28.8 horas en todas sus plantas y en diferentes divisiones.

De esta manera, las empresas líderes han logrado fortalecer las exigencias de un mercado laboral competitivo siendo responsables, respetuosos y conscientes de las necesidades de sus empleados.

La responsabilidad social en el lugar de trabajo corresponde a métodos y políticas establecidas por la empresa que impactan positivamente en la vida profesional y personal del empleado. Estas políticas de recursos humanos incluye temas como: compensación, beneficios, desarrollo humano y profesional, horas laborables flexibles, balance entre vida y trabajo, bienestar y salud, cuidado de dependientes y diversidad de género y raza.

Así como la globalización y el desarrollo de nuevas tecnologías han cambiado la manera en que las empresas hacen sus negocios, del mismo modo han influido en las prácticas laborales. Las empresas alrededor del mundo se han visto obligadas a sustituir sistemas tradicionales de trabajo, por aquéllos que se destaquen por su originalidad, innovación y flexibilidad.

El Corporate Social Responsibility Newswire indica el sentir de los empleados con respecto a sus trabajos, el cual va mucho más allá de un oficio. Es imposible divorciar un empleo de su ambiente. La salud mental de la empresa y la salud mental de su personal son uno mismo.

Los Beneficios de la RSE en el Lugar de Trabajo:

  • Mayor productividad del personal y la empresa
  • Reducción de costos de operación
  • Aumento del rendimiento financiero de la empresa
  • Capacidad de atraer y retener a un personal de calidad
  • Aumento en el compromiso, empeño y lealtad del personal
  • Disminución de ausencias y tardanzas del personal
  • Personal más capacitado y entrenado
  • Mejor imagen ante los empleados, clientes y proveedores


Ir a:
 

Primera Parte
Segunda Parte

Siguiente:Inversión Social Comunitaria    

Imprimir este artículo   Imprimir


Este website esta bajo la licencia de Creative Commons Licence
Cualquier material de esta revista puede reproducirse libremente de forma impresa o electrónica sin previa autorización, siempre que se cite como  fuente a la Revista Futuros y su uso no sea con fines comerciales. Agradeceríamos ser informados y que se nos hiciera llegar una copia o referencia del material reproducido.
Se exceptúan de la libre reproducción los materiales tomados de otras fuentes; para reproducir estos artículos debe pedirse autorización a la fuente original.

Las opiniones expresadas en los artículos son de los y las autores y no de Rostros y Voces  o de Citizen Digital Facilitation
Los invitamos a enviarnos sus colaboraciones, las cuales serán  publicadas de ser seleccionadas por la dirección de la revista.
Si tiene problemas o preguntas relacionadas con esta Web, póngase en contacto con el Equipo Futuros.
Última actualización: